La llamada del Jacarandá

Te brindo mi ventana, abierta de par en par, para que la luz del cielo infinito te bañe en bien para los demás, te inspire, con el azul violáceo, sobre los tejados y llamando sin restricción alguna encuentres al Jacarandá en flor.

Mira y reflexiona sobre el posesivo Clavel del Aire, como hace el cambiante, en ese tuyo y mío, sobre el árbol sin protesta.

En ese darse sin resistir, en el abrazo universal, en el cual enlazo con trenza de tiento finito, los deseos, los tuyos y los míos, de los que se fueron y volverán..

Todos están aquí tan cerca que los presiento, sin palabras sin augurios..

“Amigo, ven; mira qué tarde.

Siente el alma universal; que la pereza
abandone tu espíritu indolente .. . .
Sé como el cielo tú: medita y reza.”

Luis.G.Urbina

Fotos de Stella