Diciembre

Diciembre… Que tengas un corazón veraz para latir, y poder darle una falda sustancial, colorida y limpia para cobijarse, y muchos brazos fuertes para auparlo. Aunque descreyeras el niño retorna constantemente. Si no logras asirlo, no crees fisuras, no impidas … Sigue leyendo