La casa ajena

Casas abandonadas XII.

Foto de Stella.

 

El silencio es denso, secuestró la casa.

Los pasos hacen que se conmuevan las paredes. Guiñan las persianas ante el anuncio del sol.

Resaltan como libélulas, se amontonan, y viajan suspendidas, las partículas de polvo, buscando agua. Ellas los miran con sus ojos compuestos.

Los colores muestran los espacios claros de lo que fue, junto a los persistentes clavos oxidados, mientras las ménsulas lloran, sin protección alguna.

Los pestillos, añoran las manos que los acariciaron, y sueñan con el placer de un apretón, un roce.

Mármol, sin brillo, zócalo, escalón, y como si no bastara tanta tersura, un copón, deja crecer el tiempo, en el viejo espárrago.

Entrar, en la reserva, es al mismo tiempo, entrar en los otros. Los que la soñaron, la habitaron, la amaron, y comprender a los que la lloraron..

Saben el  precio, ubicación, y sitio en el mercado. En éste caso su código de tiempo..Un largo metraje.

“Es la casa de la viuda de la que le hable, en el mail,” dice quedamente la oferente, al interesado.

Y toda la morada en mudo coro  pregunta, ante la invasión de los extraños.

No es tuya la casa Saulo? ” ” Donde estás? ”

” Estoy aquí, por allá..más lejos..canta por las quebraduras.”

Se encuentra entre todas las sombras, subsiste, asimila…Nada le es foráneo, misterioso, no se puede asir, es su territorio.

 

 

 

 

 

 

2 pensamientos en “La casa ajena

  1. Quieto, saboreando el final de tu texto. Esa casa … ese territorio.
    Un abrazo escritora … muy fuerte y, ah, ya sabes, no dejes de escribir nunca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s