El carrito de pantasote

 

Tiene olor fuerte, el agrietado pantasote, con color indefinido en la gama del negro, gris, verde esperanza.

Lo que hace desviar las miradas, en pequeños relámpagos de lucidez, es el chirriar de sus grandes ruedas, casi carentes de protectoras llantas.

Alto el manubrio, abierta la capota.

Se bambolea, con el vértigo de la frágil anciana. Sostiene, casi es parte de sus brazos, la oxidada manija y con  un reflejo alocado, cuelgan como si fuera una ganchera, pequeños y coloridos chirimbolos.

Carente de niño, llenó el hueco existente con bolsas plásticas de interior desconocido.

A modo de rebozo gritan los diarios la violencia diaria.

No ves al niño verdad…es invisible, como la abuela que vestida con andrajos, lo arrastra y canta..

 

Foto de Stella

 

4 pensamientos en “El carrito de pantasote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s