Se filtraba

 

..Se filtraba.

El bronce del Primus relucía, dorado intenso, la alcuza de aluminio  trasformada en recipiente para el alcohol azul, la caja de los fósforos Victoria, la jarra de loza verde, el filtro de tela grueso y mango de hierro, el tarro del café El Chaná, la caldera de aluminio Mariposa y el tiempo para el ceremonial.

Las primeras cucharadas de café esperaban ansiosas en el cono de felpa, la llegada del agua, y airosas se hichaban al contacto. Luego de unos instantes el agua tibia lo bañaba y dando respuesta a esa fruición, las burbujas subían hacia el borde y algunas audaces se escurrian en tobogán sobre la loza.

 

Lentamente, en un ritual se llenaba la jarra y todos los lugares compartían un olor exquisito, infaltable porque se filtraba, ése olor a hogar, a infancia sin apuro.

Al mantel blanco de hilo; las vainillas lo aprisionaban, haciendo lazadas, y en pequeños cuadraditos, formando filtiré.

Hermoso desflecado, descansando en la bandeja los pachorrientos y dulces pancitos,  mientras la pinza esperaba a la presa.

Las pequeñas tacitas esperaban juiciosas adosadas a las servilletas de tela bordada,  porque era grande el gozo…..Cuando se filtraba..

 

Foto de Stella.