Si el amor es pecado…

...ya está bien castigado, ¿ pero si no lo es ?..: ¿ En qué cosecha de purpúreas rosas florecerá después ? ” G.A.Becker

 

.

Caminaba presurosa.  Se acercaba la noche, el otoño barría la calzada. Lloviznaba. El olor a salitre la envolvía , el viento se adhería a su ropa, esculpía su figura, mostraba sin pudor su bello cuerpo, sus turgentes senos, y al llegar al rostro, entrecerraba sus enormes ojos.

Era hermosa en verdad, y lo sabía.

Llevaba en su mano un regalo envuelto en un papel azul y plata. Festejaron con ella sus amigas de Curso, sus veintidós años! Se sentía felíz. Estaba enamorada. Su primer amor era compartido. Él era casado. No importaba!!

Eran tan grandes sus ansias de quererlo, que de su mente su imágen no sacaba.

Sentía el ruido que hacían las hojas de palmera, cuando sin querer el viento  friccionaba. Esa melodìa por cuadras fue su compañía. Se habían ido las gaviotas.. Pensó que en algún lugar del mar se refugiaban.

Foto de Stella

Foto de Stella

Cuando Gorlero se estrecha, se dobla en el final , cambia de nombre, Vela Mayor o El Foque,- ahí estaba su casa.-
Antes atravesó esa calle que se desmaya sobre el mar, esa que en altas olas deja espuma blanca, que ruedan sin dueño por la Rambla..

Se detuvo un momento en la calzada, buscaba las llaves para entrar.

Él estaba ahí. No lo esperaba!!

Lo miró, sus ojos asombrados se abrieron, y la corona de pestañas hizo luz esa mirada. El frío azul de los ojos de él, los separaba.

La empujó suavemente contra la pared de la casa. Sus talones tocaron el zócalo de laja. Le tomó la mano, su boca buscó la de ella; la mordía, la besaba.

Una detonacíón.

La onda subió las escaleras, entró por la puerta y se detuvo en el aullar que hacían las ventanas. Se transformó en arrullo…en canción de Nana !

Los dos cayeron.

Un hilo púrpura salía de su boca y en laberinto cruel se desgranaba en lágrimas. El salitre se apiadó de ellos se transformó en anubarrado gris. Brillaron las tres llaves plateadas.

Su cuerpo en loco espasmo final, empapado en sal se hundió en un adiós, donde se guardan los besos dados y las lágrimas.

 

Publicado hace siete años para.

Ni una más!

Las mujeres de Negro.

Cada 21 minutos la Policía recibe una denuncia de violencia doméstica, el delito más denunciado después de los hurtos.