Entre el pulgar y el índice

En el espacio que queda entre el pulgar y el índice, cabe un día, así mide la distancia la imaginación mía.

Así que junto  los dedos sobre la palma, para que no se escapen los hermosos que he vivido.

Cuales son aún los que me faltan, esos son los indefinidos.

 

 

fin-de-ano

 

Gracias por acompañarme desde hace tantos años.

Brindo por ustedes y con ustedes, amigos míos.

Los estoy abrazando.

 

Foto de Stella.  Museo Romántico.