Perdedores

el-beso

 

– Somos perdedores, ella se queda con la casa, tú con la hipoteca, y yo ?

El silencio se espesa en la despedida, se alarga en el rojo que muerde los labios.

Queda el dulce perfume, que emiten los adioses , ése querer, y no poder ser la misma boca, iguales labios.

 

Número de palabras: 50

Foto trabajada por Stella con la aplicación Pixlr.