Dos dedos

wabe

 

 

– Fue en verano, cuando la piel brillaba y el sudor se retenía en las pestañas. Le pedí que me ayudara. Untó dos dedos y los pasó muellemente por la espalda.

– Sara!…Lo recuerdas aún?

– Olvidé su nombre, y apenas tengo un vago recuerdo de su cara. Éramos estudiantes de la nada.

– Entonces?

-Algunas veces, cuando menos lo espero, siento en la columna de poesía olvidada, dos tizones que me rozan la espalda, y un infinito girar de corcho en vidrio oleaginoso, que me canta.

 

Foto de Stella.

.

 

 

 

4 pensamientos en “Dos dedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s