Maite

– ” Era un amor suave, de raso brillante, perfumado, luminoso. como una segunda piel de poro finito.

Era un amor adolescente, de tacto cálido, que cuando entró en la juventud, se transformó en enfermiza pasión y cuando nos dimos cuenta, se había marchado. Así le contaba Maite a su terapeuta.

– Marchado ?

– Sí, nos bebimos uno al otro y dejamos de soñar..

Foto de Stella.

Foto de Stella.

 

19 pensamientos en “Maite

  1. Siempre es bueno probar. Si un relato lo lees varias veces, se puede divisar lo superfluo, lo repetitivo.No estoy dando ningún consejo o sugerencia, simplemente es una ayuda, para un ejercicio mental. Creo que en tus escritos basados, en la historia de leyendas, y mitos, sería imposible por la riqueza que encierran ellos mismo.

    Hasta pronto querida Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s