Peregrina idea

En la mitad de un profundo sueño, un grito lo expulsó de él.

Era un llamado agudo, finito.

Los ojos buscaron en la penumbra donde aferrarse, y la mirada, poseyó el silencio oscuro, denso.

La soledad extendió sus alas sobre los caminos transitados de ausencia;

comprobando que nadie responde, ni auxilia a los otros contra sueños perversos y efímeros.

Sentía el llamado, constatando con escalofriante asombro que el grito ahogado le pertenecía.

Él encendió los cirios. Se cubrió, y fue suya la peregrina idea del regreso.

Foto de Stella.

Foto de Stella.

 

9 pensamientos en “Peregrina idea

  1. Pingback: Peregrina idea | Usos y costumbres | Los Reblogueos de etarrago

    • Muchas veces los gritos ahogados, a no los oímos, o sentimos, y son nuestros. La peregrina idea de quedarnos, muchas veces se va con el sonido agudo, finito que emitimos.
      Un abrazo fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s