Los extremos del gusano loco.

 Fio.

Hoy 28 de diciembre es el día de ” La inocencia te valga ” y por éso mismo hace cuatro años comenzó mi Blog.

Aclaro no para embromar o burlar a nadie con mis palabras, es para que yo recuerde lo que estoy confeccionando y no me engañe a mí misma.

Comencé mi experiencia para probar como salía el pedido de uno de mis hijos. ” Mamá, escribí algo de tu época, agregá alguna emoción que hayas vivido, porque todos sacan de Internet, y casi todo va a un sumidero. Dejá algo para tus nietos ” Hasta ahí sus palabras, no sé si textualmente. Con una PC prestada por él, en inglés comencé mi odisea.

Hasta que….Me compré una Toshiba, y comencé las clases. Cuatro años con alguién increíble que me abríó al  mundo mágico de la comunicación, por Internet Mi primer relato fué.

Me compré una Arroba con Pamela.

Después pasé a no sacar las fotos de Google, subir mis propios sentires de luz y color, y buscar lo que mejor se adapte al cuento. No quieran saber el trabajo que da eso. Una es la fantasía de un relato y otra muy diferente la realidad imperante.

A todos los que llegan a mi sitio, a los que leen y comentan, a los que no se atreven a hacerlo, a mis amigos y a los que creen que la perseverancia logra templar el espíritud, van todas mis palabras de agradecimiento  y mis deseos. de un.

Feliz año nuevo.

Foto de Stella

Foto de Stella. Gusano loco.

Usos y Costumbres.

Te cuento : Al sur del sur,  desde mucho antes de que yo llegara al mundo,  cuando  los Montevideanos se creían tan franceses que hasta los niños los  importaban  de Paris,  no en avión o barco, los traía un ave casi desconocida  por éstos lares. La cigueña.

A los bebes, los tiraban por la chimenea. No sé donde me habrán dejado a mí, que no teníamos estufa a leña. ! Ya sé en casa de abuela que tenía dos…Vaya machucón.!

No te parece maravillosa y elegante la explicación de los mayores.

Luego fué más didáctica, entramos a la era órgánica, porque llegaban los bebes  en  repollos y calabazas de huertos soñados. Creo que tiene que ver con la economía, verduras baratas, y rendidoras. Cuantos pequeños se habrán quedado mirando el minestrún preguntandole sus dudas.!

Se ocultó durante tanto tiempo la concepción  y la muerte, que los pequeños llegaron a confundir los dos extremos.

Quedaron sin sexo, los padres y los hijos como ángeles, pero volando ambos en una gran nebulosa.

Eran tan mágicos los dichos que llegaban hasta lo imposible.  Nacías casi de la nada,  y era algo habitual, y cuando morías te transformabas en estrella. Por éso a los muertos no los volvíamos a ver, estaban tan alto, tan alto que no podían regresar.

El cementerio era el lugar para llevar las flores, y asustarse de tantas esculturas, ángeles, macetones, capillas, cruces. No te decían que ahí estaban los que tú habías  querido, no existían los huesos de los muertos, menos sus cenizas.

Me alegro de los juegos,  por los niños que fuimos, La mancha agachadita, La escondida, Jugar a Los padres y a Los doctores, o ver La diferencia.

Porque escuchando música por la radio, yendo al cine a ver a Tarzán,  y leyendo  Billiken, y Paturucito, si sabías leer e interpretar, lo que se dice desayunarte no lo ibas a lograr. Seguías siendo un perejil.

Una amiga muy sabionda, un día nos dijo a tres chicos que jugábamos con  ella que sabía cómo se hacían los bebes.

Cómo?  preguntamos todos.

– No vienen de ningún lado. Los hacen, el padre y la madre, por el ombligo, y están mucho tiempo adentro de la madre para ser iguales a nosotros, pero en chiquito.

Mirá tenía algo que ver el misterioso ombligo, que por años pensamos que para lo único que servía era para juntar peluza! Si seríamos papanatas, no habernos dado cuenta antes.

Fué lo más cercano a la realidad que llegamos en grupo. Le erró al lugar de la cita. Después cada uno fué perfilando sus propias conclusiones por medio de escuchas. Haciéndose el distraído también se aprende.

Aunque parezca atraso las leyendas dadas por nuestros mayores,  me hacen pensar, que  tenía la ocultación de los extremos, algo de poesía, misterio, candidez y mucha religión.

Son dos pantallazos de una infancia que se basó en dichos ajenos a la realidad.

Toda ésa época de ocultismo yo la veo que tiene algo del trayecto del  gusano loco.

Sentados los niños, siempre sobre  las mismas vías de contacto, en igual trayecto, llegando en un viaje corto en circulos, a destino.

Ni siquieras comprábamos los boletos para el viaje. Misión imposible.

Evalúa las conclusiones como quieras.

.