Conmutar.

Cuando lo conoció no le gustaba. Pensaba en otro jóven que nunca la miró.

Pero fué así como se formó la elipse. Se vieron varias veces en la playa, cuando el calor abre los poros, y la juventud la imaginación. Esos fueron los focos.

Se inventaron ser otros. Él había soñado con la hermana de un amigo, y ella ya tenía una idea aproximada de lo que no quería.

Ninguno de los dos  sabía que era lo  esencial.

Por mucho tiempo fueron los extraños conocidos. Esa fué la recta directriz.

Hoy son como la imágen sobre  el espejo.

Esperan ver si de tanto mirarse aparece el otro, para conmutar.

14 pensamientos en “Conmutar.

  1. Me hiciste recordar el nombre de una película famosa por los años sesentas ” nacidos para perder” Sin embargo, aun del presente, la madurez . si es que existe, puede ser que hablen del uno por ciento de coincidencias y que eviten el 99 restante… Siempre es un placer visitarte querida amiga… muchos abrazos y besos Rub

  2. No se si el espejo les devolvera la imagen que desean pero la verdad creo que al final siempre estaran ellos mismos. las falsas expectativas nunca me parecen buenas para una relación pero quien sabe, a lo mejor estos tienen suerte. un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s