In y Out

Siempre le gustó polemizar. Con los años, se acentuaron todas sus virtudes y sus defectos . Empezó a ser veterano.. Eso pasa, hasta que dejás de ser el Viejo, para transformarte en el Viejo Podrido, o Viejo de Mierda.  Era según su amigo Rafael, por momentos IN y en otros era OUT.  Era como de entrada y salida.  Bajo y gordo, le decían bollón por la forma, en que le caía el vientre, un doblez para la tapa, y después un globo para el recipiente y más abajo escondido entre las sombras, una manija, o como le quieras llamar.

Cuando nació su madre le puso Miguel, como el cantante, bailarín y flaco  Miguel de Molina, el que le encantaba  tanto a la abuela. Nada que ver. Lo malo  estuvo, en que no le gustaron las mangas anchas con volados, el bailar flamenco, y dar chasquidos con las manos, eso impidió su lucimiento de gordito gilún  y no hizo plata, lo bueno fué, para él,  que siempre le gustaron las mujeres, y la poca plata que hizo se la sacaron en las farras..eso es lo malo.
Estuvo y está en desacuerdo con casi todo, no es contra por que sí, es de alma batallador y pendenciero, defiende lo que él cree correcto, a muerte.. aunque eso le haga caer de culo, como dicen en el Bar.

Eso de las palabras en inglés, en la Barra del Club, no entran, son para ciertas personas, que frecuentan determinados lugares, acá se usa  otros adjetivos más gráficos, que no por eso son menos sensibles, se dice mina, camión , mamita, a las mujeres y otras cosa lindas, y halagueñas y   boludo, o no me rompas las bolas, no se dice  gay, se dice maricón  a los hombres. Sino pregunten a alguno, si no hay términos gráficos, que duelen de solo pronunciarlos.  Sin excepción, los zánganos , están todos para la jodita.

Así un día, entre caña con butía, viene y va, con la anuencia de él,  se dieron cuenta que Miguel, estaba fuera ( out )  para: correr carreras de embolsados, ser guardia de seguridad, aviador profesional, jockey, y lo sacaron de todos los deportes, le dejaron los juegos de salón como el Truco,  y alguna porquería como la quiniela, el cinco de oro, y la lotería a fin de año.  Sí sigue comiendo así, pronto estaría, sino estaba ya fuera de las minas.

Miguel estaba para estar adentro ( In ), para las grandes parrilladas, en Rincón del Cerro, en el quincho de Varela, para empujar en la fila en el Estadio para sacar los boletos, para que viniera la ambulancia cuando le daba el sofoqui, y para dar miedo  a las balanzas y al Dr. Elbaum, que asegura que Ud. puede adelgazar, 20 quilos en un mes, más o menos, y tenía la rara virtud de hacer reir, cuando quería contando cuentos de gallegos.

Nadie está totalmente adentro de todas las cosas, y nadie está totalmente fuera de ellas. Esta filosofía era discutida del primero al último de los  parroquianos, porque en estos lugares, y en muchos otros, se discute, lo esencial para el ser humano, en algunos sitios , son como grandes Protectoras de Animales, excluyendo , por lo general al caballo, se llega al carozo del durazno, no a  la pavada de si estaba maduro o verde, si era de Maldonado, o era de Florida, aquí se hinca el diente y se sabe por el sabor si es pavía o rey del monte .

Con las imprescindibles  discusiones, se hace la luz, pero Miguel era firme, profundo, cuando decía ” que la mona aunque se vista de seda, mona queda ” y veian pasar a la Pocha, que había conseguido unos pantalones elastizados, que ponían a prueba  los cierres relámpagos chinos, y veian, como las masas se rebelaban, era cuando todos, veian.. la luz, que quedaba entre el buzo y el pantalón y entonces ,  le daban la razón.    Él era hombre de una sola palabra. Fin..Fin de la discusión, fin del trato, fin del vaso, fin de la botella.

Un día se le dió por decir, por discutir , que podía comer cinco pizas con muzarella, y dos litros de cerveza, en diez minutos. Unos que sí, otros que no, la cuestión era quien pagaba, las pizas y las cervezas. Fué cuando pensaron que si hacían una especie de colecta,y convidaban al  cuidacoche, de la parada de taxis, para divertirse no más,  lo lograban. Llegaron a pagar todo, y alcanzó , para regalarle si ganaba, otra cerveza.

Ganó Miguel, y le sobró tiempo, es que para esas cosas estaba dentro (In), fué en la tercera cerveza, que quedó fuera, (Out)  dentro de la ambulancia, cuando le dió el patapúfete, y se fué al Cementerio del Cerro, donde quedó dentro (In), para siempre haciendo chistes de gallegos.

Nadie está, tan fuera del círculo que no pueda alcanzarlo, y los que están adentro ,tan resguardados que no puedan salir. La cobija no es tan grande que pueda, tapar a todos. Si no lo entendiste, lo lamento. Todo es cuestión de ver las cosas de adentro para afuera y viceconversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s