Nada era nuevo

Nada era nuevo, la casa vacía, la mesa puesta, la luz apagada, el silencio cómplice, las manos quietas, el futuro incierto,la puerta cerrada, los libros sin leer, el agua en la jarra, las hortensias sin podar, la mente en eterna vagancia.

Nada era nuevo, las mismas caras, el mismo espacio, los mismos nombres, el mismo aliento, la misma decepción, los mismos dichos

Nada era nuevo,  la lluvia fuerte, el viento entre  las drácenas,  las calles desiertas,  la callada soledad, la esencia pura en  rebeldía, cansancio de huesos, y de alma, de oir, y de desear no haber visto, de asombro y desidia

Nada era nuevo, el camino de piedra, la bajada, al mar, el cielo sin sol, el andar rutinario, la mente sin rumbo, los ojos sin brillo

Nada era nuevo, todo se perdió; conceder sin pedir, dar sin recibir,  esperar sin llegar,  ahí donde el alma se une con el caliz sin rezo

Nada era nuevo, por eso  en blanda almohada,  igual  cama,  el mismo gesto, dejó al tiempo seguir en ronda, sin amor y sin ensueño…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s